Posts Tagged ‘detergentes de lavanderia’

¡No sigamos envenenando a nuestros hijos!

Wednesday, February 15th, 2017

¡No sigamos envenenando a nuestros hijos!

¿Por que tuvo el pequeño Juan W., de sólo tres años de edad, que sufrir una muerte lenta y horrible después de tragar tres onzas de acondicionador para el cabello? El niño murió a las dos semanas de haber ingerido ese líquido, el cual contenía amoniaco.

¿Y por qué hubo de morir Adrián González, de sólo siete meses? Atravesó gateando un charco de lejía de blanquear ropa, la que le causó quemaduras de tercer grado en el 50 % de su diminuto cuerpo, y las emanaciones le quemaron también los pulmones. Murió tras agonizar durante cuatro días.

¿Y por qué tuvo que sufrir tanto el pequeño Pedro S.? Cuando apenas tenía un año de edad se arrastró hasta el lavaplatos para ver a su madre sacando los platos.

De repente, introdujo un dedo en la vasija dispensadora de detergente y se llevó a la boca un poco de Electrasol húmedo sin disolver. A los pocos minutos tenía la cara roja y ampollada, y el interior de la boca y la lengua se tornaron blancos debido a la quemadura.

Gracias a una serie de afortunadas circunstancias, Peter fue llevado a un hospital a los pocos minutos y pudo recuperarse después de varios días.

Pero no tuvo la misma suerte la niñita que estaba en el hospital en la sala de enfrente, la cual, según la madre de Peter, tragó un poco de detergente para máquina lavaplatos, y se requirieron siete operaciones para volver a abrirle el lesionado esófago. Tampoco tuvo suerte el niño de un año y medio que tuvo que comer y respirar por tubos durante cinco meses y a quien ya se le han hecho 30 operaciones. También fue detergente para máquina lavaplatos lo que le destruyó la garganta.

¿Por qué tuvieron que sufrir tanto estos niños? Si tan solo nunca hubieran estado expuestos a sustancias químicas tan perjudiciales. Cada año se reportan de cinco a 10 millones de casos de envenenamiento en el hogar. Muchos de estos son fatales, y la mayoría de las víctimas son niños. Estos envenenamientos son el resultado de la ingestión accidental de sustancias domésticas comunes que se encuentran en casi todos los hogares.

La verdadera tragedia es que accidentes como estos pueden evitarse fácilmente. Pero la mayoría de los padres no están al tanto de que el mercado ofrece productos eficientes que son mucho más seguros que las marcas anunciadas en todo el país, y que casi todos estos productos cuestan menos.

El propósito de este artículo es servir de toque de alarma a los padres. Creo que se espantaría si conocieran algunos de los peligros a la salud a los que están expuestos diariamente sus hijos por causa de los productos de limpieza y cuidado personal que se encuentran en sus casas. Les ruego que lean esta información cuidadosamente.

La salud y la seguridad de sus hijos, bien podrían depender de ello.

«Más niños menores de cuatro mueren de envenenamiento accidental en el hogar que los que mueren en el hogar por accidentes con armas de fuego».
–Consejo Nacional de Seguridad.

Químicos caseros: un arma de fuego cargada.

El hogar promedio de hoy en día contiene más productos químicos que el laboratorio químico típico de principios del siglo XX.
La Comisión de Seguridad del Consumidor ha comprobado que los productos de limpieza se encuentran entre las sustancias más peligrosas del hogar.

Vaya a la cocina y al baño y mire debajo del fregadero y lavamanos, donde guarda sus artículos de limpieza y cuidado personal. ¿Qué hay allí?

Limpiador de vidrios, lejía de blanquear ropa, detergente para lavar ropa y lavar los platos, champú, enjuague bucal; éstos potentes productos pueden ser venenos letales capaces de matar o lesionar gravemente a su hija o hijo –o cualquier niño que vaya a su casa–.

¿Guardaría usted un arma de fuego cargada debajo del fregadero? ¡Por supuesto que no! ¡Qué pregunta más tonta! Sin embargo, estos productos pueden ser igual de mortíferos.

«De los productos químicos que se encuentran comúnmente en los hogares, se ha comprobado que 150 se vinculan a alergias, defectos de nacimiento, cáncer y anormalidades psicológicas».
–Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor.

Es posible que usted guarde sus productos de limpieza y cuidado personal bajo llave o en un lugar alto, fuera del alcance de los niños.

Si así es, ¡bien hecho! Pero le repito la pregunta: ¿Se sentiría tranquilo al guardar un arma de fuego cargada en ese mismo lugar? ¿Arriesgaría la vida de si hijo o hija apostando a que nunca podrá llegar a ese arma?

¡Seguro que no! Y sin embargo, más niños menores de cuatro años mueren de envenenamiento accidental en el hogar que los que mueren en el hogar por accidentes con armas de fuego.

El mensaje que les quiero transmitir es el siguiente: ¿Por qué razón están en su casa estos productos letales? Probablemente porque usted no se ha dado cuenta de lo peligrosos que podrían ser. Y es probable que usted tampoco sepa que en el mercado existen productos eficientes que son mucho más seguros y más económicos que las marcas comerciales de las tiendas. El hecho es que si usted utiliza productos domésticos más seguros, dejará de arriesgar innecesariamente a sus hijos.

Efectos a largo plazo de productos domésticos perjudiciales.

La mayoría de los envenenamientos ocurren lentamente, o a lo largo de un extenso periodo de tiempo, mediante la exposición diaria a los componentes tóxicos del aire y mediante el contacto de la piel con sustancias químicas tóxicas. Los productos domésticos que utilizamos a diario se encuentran entre las sustancias más tóxicas.

En un estudio realizado durante 15 años, se halló que la taza de mortalidad debido al cáncer de las mujeres que trabajaban en casa es 54 % más alta que la de las mujeres que trabajan fuera de la casa. El estudio arribó a la conclusión de que el aumento en la taza de mortalidad se debe a la exposición cotidiana a las nocivas sustancias químicas contenidas en productos domésticos comunes.

Además, un informe de la comisión de seguridad de productos para el consumidor sobre químicos comúnmente encontrados en los hogares identificó a 150 productos que se vinculan a alergias, defectos de nacimiento, cáncer y anormalidades psicológicas.

Más aun, un informe de 2015 de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) concluyó que es tres veces más probable que sustancias químicas tóxicas de los limpiadores domésticos causen cáncer que la contaminación del aire.

Es evidente que los niños están expuestos a estas mismas sustancias en el hogar. Al exponerse a ellas día tras días, de repente podrían contraer cáncer, dificultades para aprender, alergias, problemas pulmonares, o afecciones del sistema inmunitario.

Si la salud de su hijo corre riesgo a largo plazo, ¿deberían estos productos continuar en tu casa?

Ingredientes tóxicos de productos de cuidado personal.

Algunos productos de cuidado personal se fabrican para aplicarse a la piel y al cabello, mientras que otros, para ponerse en la boca. Pero muchos de los ingredientes de estos productos, también son tóxicos y podrían ser ingeridos al usarse (como algunos ingredientes de los enjuagues bucales y las pastas de dientes), o podrían llegar a la corriente sanguínea al ser absorbidos por la piel (como algunos de los ingredientes de jabones, lociones, cremas, cosméticos, champús, y desodorantes, entre otros).

«Luego de analizar 2,983 sustancias químicas utilizadas en productos de cuidado personal, se comprobó que 884 son tóxicas».
–Instituto Nacional de la Seguridad y Salud Ocupacional.

En 1989, en una subcomisión de la Cámara de Representantes le pidió al Instituto Nacional de la Seguridad y Salud Ocupacional que analizaran 2,983 sustancias químicas utilizadas en productos de cuidado personal. Los resultados fueron los siguientes: 884 ingredientes son tóxicos. De éstos, 778 pueden causar toxicidad aguda, 146 pueden causar tumores, 218 pueden causar complicaciones de la reproducción, 314 pueden causar mutaciones biológicas y 376 pueden causar irritaciones cutáneas y oculares. ¿Por qué exponer a nuestros adorados hijos a estos venenos cuando existen buenas alternativas que no son tóxicas?

Contaminación del aire interior.

¿Se preocupa usted por la calidad del aire que respira su hijo?

Podría darle un sobresalto saber que, de acuerdo al Informe sobre Aire Interior, presentado ante el Congreso por la EPA, y las vistas de la Subcomisión de la Ley de Calidad del Aire Interior de 1989, la contaminación del aire interior es uno de los problemas más importantes de salud ambiental de la nación.

De acuerdo con la EPA, el aire de la mayoría de los hogares tiene concentraciones de sustancias tóxicas nocivas que son de dos a cinco veces más altas que las del aire exterior. En un estudio que duró cinco años, presentado en un informe de la EPA, se halló que una gran cantidad de hogares tiene niveles químicos que son hasta 70 veces más altos que los del aire de afuera.

Uno de los motivos por los cuales las concentraciones químicas son tan altas en algunos hogares es que los productos de limpieza, así como algunos productos de cuidado personal, desprenden vapores tóxicos al usarse –e incluso mientras están guardados–. A este proceso se le llama “emisión de gases”. Es alarmante el hecho de que el aire interior esté tan lleno de emanaciones químicas, ya que la mayoría de los niños pasan de 12 a 20 horas diarias dentro de sus casas.

Fisiológicamente, los niños son más vulnerables a gases tóxicos que los adultos debido a que su metabolismo es más acelerado. Los niños necesitan más oxígeno y, en proporción con sus cuerpos, aspiran de dos a tres veces más aire (y, por tanto, más sustancias tóxicas) que los adultos.

Los niños son físicamente más activos. Esto acelera también su ritmo respiratorio y aumenta la absorción de componentes tóxicos. Además, los niños juegan cerca del suelo, donde se asientan los contaminantes más pesados.

Se sospecha que las sustancias químicas suspendidas en el aire son causa del síndrome de muerte infantil súbita (SMIS) que cada año cobra la vida de miles de infantes. Esto podría explicar la documentada mayor incidencia del SMIS en el invierno. Durante el invierno se dejan cerradas las ventanas, lo cual reduce la ventilación y, a su vez, aumenta la concentración de emisiones gaseosas del hogar.

Nadie conoce las causas del SMIS, pero ¿para qué correr riesgos innecesarios con su infante?

Afortunadamente, los padres pueden reducir la exposición de sus familias a los productos domésticos que liberan sustancias tóxicas. Sencillamente pueden reemplazar las marcas tóxicas por otras que no las son.

A los padres preocupados.

Me parece importante mencionar que los productos de limpieza hogareña y de cuidado personal no son las únicas fuentes de sustancias químicas en el hogar. Pero, como ya hemos visto, son algunos de los más mortíferos y tóxicos. Por suerte, son también los más fáciles de reemplazar.

El propósito de este artículo no es solamente informar, sino que también es un llamado a la acción. Ahora que sabe que los productos químicos que tiene en su casa pueden lesionar gravemente, o incluso matar, a su hijo, ¿no sería preferible sacarlos definitivamente de la casa?

Ya que existen alternativas eficientes que son más seguras ¿hay alguna razón para poner en peligro a su hijo un sólo día más?

¡No espere! Para hacer que su hogar sea un hogar más sano y seguro, Contactenos hoy mismo llenando la forma de contacto aqui gaxiolas.com/